FEDERACIÓN DE ASOC. VECINALES AL-ZAHARA Asociaciones Córdoba Córdoba
FEDERACIÓN DE ASOC. VECINALES AL-ZAHARA Asociaciones Córdoba Córdoba
FEDERACIÓN DE ASOC. VECINALES AL-ZAHARA Asociaciones Córdoba Córdoba

El Ayuntamiento revisa el plan de recogida neumática por su coste

Estudia la viabilidad de la planta de Turruñuelos, presupuestada en más de 10 millones de euros. Los vecinos se muestran preocupados por el retraso y los constructores exigen decisiones

El Ayuntamiento revisa el plan de recogida neumática de basura en el que trabajaba el anterior equipo de gobierno por su elevado coste. El plan especial de recogida neumática, mediante el que en teoría -en la práctica aún no es posible- los residentes de los barrios nuevos depositan la basura en unos locales instalados en su bloque que después es aspirada a través de unas conducciones hasta una planta, deriva del año 2005 pero quedó estancado con la crisis. Urbanismo y Sadeco decidieron en el 2017 retomar el sistema y anunciaron para el 2020 la puesta en funcionamiento de la primera planta, la de Turruñuelos. Entonces había 15,5 kilómetros ejecutados de red para atender a 14.404 viviendas, cuya instalación había costado 20 millones.

La planta de Turruñuelos, que recibirá los residuos de más de 10.000 hogares de esa zona, La Arruzafa, Cortijo del Cura, San Rafael de la Albaida y Huerta de Santa Isabel Este, quedó antes de las elecciones con el proyecto redactado. Su coste era de más de 10 millones, 6 más de lo que se había pensado en un principio al ir soterrada e integrada en el parque, junto al canal del Guadalmellato. La segunda central, la del O7 (Zoco), estaba pensada para una fase posterior. En el 2017, se barajaba su licitación para el 2020. Antes de las elecciones, la idea planteada era una fórmula más simple y menos costosa, al necesitar solo una pequeña nave sin soterrar con capacidad para dar servicio a las 2.500 viviendas de la zona. Entonces, en vez de ubicarla en la zona ajardinada que hay junto a la ronda, la idea era utilizar la parcela municipal que hay libre junto al Mercadona. De esa forma, se pasaba de un presupuesto de 2 millones a 700.000 euros. Las dos plantas son fundamentales, ya que sin ellas el sistema de recogida neumática no se pondrá en marcha.

El nuevo equipo de gobierno revisa tanto una planta como otra, la de Turruñuelos, por su elevado coste y la del Zoco, por su ubicación, que cuenta con el rechazo de los vecinos. En el Ayuntamiento reconocen que 10 millones es mucho dinero para una obra para la que se iban a utilizar los avales depositados (que en el 2017, cuando se hizo el último diagnóstico, eran de 2 millones para la planta de Turruñuelos y de un millón para la del Zoco).


PREOCUPACIÓN VECINALEl futuro del plan de recogida neumática preocupa a los vecinos. El presidente del Consejo del Movimiento Ciudadano, Juan Andrés de Gracia, ha mostrado su «preocupación por el retraso que acumula la planta» de Turruñuelos y está a la espera de conocer si definitivamente irá en el espacio previsto y con el diseño anunciado. Aunque es consciente del «coste excesivo» de aquella central al ir soterrada en vez de semisoterrada, como se pensó en un principio, señala que «el proyecto estaba hecho, por lo que, si se hace otro, significa retraso en un servicio que es obligatorio dar». La noticia que tiene es que «se revisará el proyecto porque no hay posibilidades de hacerlo al ser tan costoso y que se hará otro que reunirá todas las condiciones, semisoterrado y más barato». De Gracia recuerda que «se ha obligado a los compradores de los pisos a pagar y ahora no se encuentran con el servicio». En cuanto a la planta del Zoco, De Gracia muestra su «satisfacción» porque «no se va a hacer junto al Mercadona», sino que «la idea es que vaya en una zona verde», semisoterrada y «lejos de la zona habitada, de forma que los recorridos de entrada y salida de los camiones queden alejados».

El presidente del consejo de distrito de Poniente Sur, Francisco Porras, está a la espera también de tener información al respecto. Lo único que sabe es que la ubicación de la central del Zoco «se va a cambiar» y que la de Turruñuelos «se retrasa» por su «excesivo coste». El consejo veía con buenos ojos la planta de Turruñuelos, pero se quejó del espacio elegido en el Zoco para ubicar la otra. Incluso se llegó a crear una plataforma vecinal para protestar contra la misma. PARA LEER NOTICIA COMPLETA HACER CLICK AQUÍ. PUBLICADO POR ISABEL LEÑA EN EL DIARIO CÓRDOBA EL 27/11/2019.
SADECOURBANISMO
CONSEJO MOVIMIENTO CIUDADANORECOGIDA NEUMÁTICA
27/11/2019