FEDERACIÓN DE ASOC. VECINALES AL-ZAHARA Asociaciones Córdoba Córdoba
FEDERACIÓN DE ASOC. VECINALES AL-ZAHARA Asociaciones Córdoba Córdoba
FEDERACIÓN DE ASOC. VECINALES AL-ZAHARA Asociaciones Córdoba Córdoba

Las agresiones sexuales se disparan en Córdoba y las parejas adolescentes «normalizan» la violencia

Colectivos e instituciones que tratan con víctimas apuntan a un fenómeno invisible, sin estadísticas ciertas y que se ha de abordar desde la educación

Los últimos datos del Ministerio del Interior apuntan a un crecimiento exponencial de los delitos de índole sexual. En la provincia se han producido 109 hasta junio, un alza del 153 por ciento con respecto al mismo periodo de 2016, cuando fueron 43. La preocupación por las cifras va a más si se tiene en cuenta que lo que se conoce como «violencia sexual» va más allá de la agresión de un desconocido en un callejón oscuro o de casos flagrantes como el de la Manada.

Existe otro tipo de violencia, normalizada hasta el punto de parecer anecdótica, que se da en el seno de la pareja, enmarcada en una relación de maltrato de la que trascienden solo los golpes.

Estas agresiones y abusos no suelen llegar a los juzgados porque se enmarcan en una realidad más amplia, con más aristas, como es la violencia de género, pero también porque las víctimas se resisten a identificarlas como tales a causa de lo que los expertos denominan la normalización de la agresividad sexual. PARA LEER NOTICIA COMPLETA HACER CLICK AQUÍ. PUBLICADO POR IRENE CONTRERAS EN EL ABC DE CÓRDOBA EL 09/09/2019.

Adolescentes y violencia sexual: «Me obsesionaba estar a su altura. Llegué a sentir asco de mí misma»

Ella tenía 14 años; él, 19. El control a través de «WhatsApp» y las presiones para tener sexo marcaron su relación

Cuando le conoció, ella tenía 14 años y él 19. Siempre había escuchado que el amor no tiene edad y a ella solían decirle que era muy madura para estar todavía en el instituto, así que ese lustro de diferencia no fue impedimento para una historia que comenzó como comienzan todas: paseos por el parque, besos en el portal, un «WhatsApp» de buenos días y otro para las buenas noches. Precisamente esa romántica costumbre, que acabó convirtiéndose en una obligación tácita, fue la que hizo saltar las alertas. Aunque la violencia empezó mucho antes. Sin que ella se diera cuenta. PARA LEER NOTICIA COMPLETA HACER CLICK AQUÍ. PUBLICADO POR IRENE CONTRERAS EN EL ABC DE CÓRDOBA EL 09/09/2019.
INSTITUTO ANDALUZ DE LA MUJER ( IAM )MUJER
VIOLENCIA DE GENERO
10/09/2019